El plato de ducha, el cambio más realizado

¿Estás pensando en cambiar tu bañera por una ducha? No eres el único, es el cambio que más se está realizando en los últimos tiempos. Y es que la funcionalidad y la practicidad ganan la partida a la relajación que proporcionan los baños. Nosotros te contamos los motivos.

Funcionalidad

Si pensamos en cuándo fue la última vez que nos dimos un relajante baño de espuma, seguramente haya pasado mucho tiempo. La velocidad con la que nos movemos en el día a día hace que utilicemos las bañeras para ducharnos. Por eso, ante esta falta de uso, muchos deciden optar por instalar un plato de ducha

Espacio

Si a la falta de funcionalidad se le une que con el cambio se gana espacio, la decisión se torna bastante sencilla. Y es que el espacio que se gana se puede utilizar para almacenaje o para sentir que el baño es más amplio.

Accesibilidad

Muchos agradecerán el cambio. Pero sobre todo lo harán las personas mayores o personas con movilidad reducida, ya que entrar al plato de ducha resulta mucho más sencillo y seguro. ¡Está demostrado que los platos de ducha evitan caídas o resbalones!

Ahorro de agua

Darse una ducha consume menos agua que un baño. Con el cambio, lograrás reducir el gasto en agua de manera considerable.

Limpieza más cómoda y rápida

A diferencia de las bañeras, los platos de ducha requieren mucha menos limpieza y mantenimiento. Además, esta resulta más cómoda y rápida.

¿Quieres saber cómo poder realizar este cambio? Nosotros contamos con varios proveedores, entre ellos, Duplach que cuenta con diferentes platos de ducha que van desde los acabados más sencillos a los más originales. Así que, si quieres cambiar tu bañera, no lo dudes, contacta con nosotros y te ayudaremos a dar este paso. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *